Pepa Loba

PEPA LOBA, ATRACADORA Y FORAJIDA DE FINALES DEL SIGLO XIX

El padre de  Casilda de Hilario, murió hace más de cien años. Le contaba a su hija la historia que le había sucedido, aquel día en el que gracias a un amigo que  lo reconoció pudo salvar  la vida.
A finales del siglo XIX, este buen hombre, se dirigía a casa de su hermana,  que estaba en mejor posición porque estaba casada con un hombre pudiente. Iba con frecuencia a través de los montes, a pie, para recoger comida  y excedentes para traérselos  a sus hijos.
Uno de esos días  vio un humo de una hoguera y se acercó hasta que logró distinguir a una mujer  junto con una cuadrilla de hombres asando una becerra.  Quiso el destino que advirtieran de su presencia y tras amarrarlo lo llevaron  enfrente de su jefa PEPA LOBA. Luego de un duro interrogatorio la forajida dictó sentencia.
- MATADLO!!! Era la famosa Pepa Loba y su cuadrilla de forajidos .Uno de los hombres lo  reconoció  y habló en su defensa, contado que era un pobre  y  una buena persona y que no iba a decir nada.
Pepa Loba enfurecida replicó de nuevo: -Matadlo  que que pájaro muerto no pía.
El inesperado amigo del grupo volvió a pedir clemencia por su amigo dando la cara por él y por su silencio. Nunca jamás volvió acercarse a donde saliera humo por el miedo que pasó y aunque prometió no contar nada,  no cumplió su promesa,  de haberlo hecho esta historia no hubiera llegado hasta nuestros días.

2005 - 2019 Peruchela

Temos 291 anónimos e ningún membro en liña